¿Por qué regalar arte en Sant Jordi?

Es una forma original, y rompedora de decirle a tus seres queridos, que te importan. Además piensa que el arte es un valor en alza, un producto que se revaloriza con el tiempo. No caduca y no se marchita.