Berthe Morisot

Berthe Morisot fue la Co-fundadora del movimiento impresionista

Origen 

Bis nieta de Jean Honoré, su familia procedía de la alta burguesía francesa. Su madre era Mario-Joséphine-Cornélie Thomas, hija de tesoreros y pagadores del estado y su padre fue Edmé Tiburce Morisot funcionario del gobierno estatal.

Nació el 14 de enero de 1841 en Bourges, dónde residía su familia en ese momento.

En 1852 la familia se traslada a Pussy a las afueras de París, por motivos laborales.

Tenía 2 hermanas mayores Yvette y Edma, y un hermano menor.

Sus primeras lecciones

Las tres hermanas recibieron clases privadas de dibujo a partir de 1857, por varios artistas, pero fue Joseph-Benoît Guichard quien les dio una formación más profesional, animando a Berthe a ser copista del Lovre.

En 1861 fue admitida por Jean Baptiste Camille Corot como discípula.

Realizaba sus pinturas en “plair air”.

Despegue profesional de Berthe Morisot

Entre 1864 y 1873 expuso de forma regular en el Salón de París.

A partir de esa fecha, se integró en las muestras de los artistas impresionistas.

Modelo de Manet

En unas de sus sesiones de copista en el Lovre, en 1868, el pintor Henri Fantin Latour le presentó a Édouard Manet.

Los intereses comunes por la pintura les trajo una hermosa amistad.

Berthe se convirtió en una de las modelos favoritas de Manet, su madre siempre la acompañaba a las sesiones por el “decoro” de la época.

Participó en las reuniones que se realizaban en casa de los Manet, allí entró en contacto con los intelectuales de la época y pudo saber los temas de actualidad.

Al tener las mujeres vetado el acceso a los cafés, no pudo participar en las tertulias del Cafè Guerbois.

Durante la guerra

En 1870 se declara la guerra Franco-Prusiana, en un primer momento se queda en París con su familia.

El frio invierno y la hambruna de la capital les lleva a los Morisot a trasladarse primero a Saint-Germain-en-Laye, y posteriormente a Cherburgo para reunirse con su hermana Edma.

Durante su estancia en casa de su hermana pinta varios óleos de la vida cotidiana familiar que desprenden una gran dulzura y delicadeza, convirtiéndose en los más importantes de la pintora.

De nuevo en París

En 1872 vendió 22 obras al marchante de arte Paul Durand-Ruel.

Un año después, sus obras y las de otros pintores son rechazadas por el Salón, entonces algunos de ellos deciden crear la Sociedad Anónima de Pintores, Escultores y Grabadores.

Edgar Degas invita a exponer las obras de Morisot en la primera exposición del grupo que tuvo lugar en 1874.

El crítico y periodista Louis Leroy calificó la “exhibición de impresionista.”

Nuestra pintora participó en todas las exposiciones realizadas por los impresionistas, excepto la que se organizó el año que nació su hija.

También 1874, tuvo presencia en el Salón de los rechazados.

Trabajo compatible con una familia

En 1874 se casó con el hermano pequeño de Manet, Eugène. Este siempre apoyó a su esposa a seguir pintando.

Por otro lado, su hermana Edma no corrió la misma suerte al casarse y tener su hija Blanche, tuvo que dejar de pintar.

El matrimonio se estableció en la calle de Villejust de la capital.

En la residencia familiar se realizaban tertulias culturales dónde se podían encontrar músicos, pintores y escritores de la época.

Su hija Julie nació el 14 de noviembre de 1878. Era una de sus modelos favoritas.

El matrimonio solía trabajar codo con codo, influyéndose mutuamente.

Últimos años

Después de la muerte de esposo, Berthe Morisot realiza su primera exposición en solitario en 1892, con un éxito total al vender todas sus obras.

Murió en París el 2 de marzo en 1895 a los 54 años.

Se gano el respeto de sus colegas

Fue muy valorada y respetada por los artistas de su generación.

Camille Pissarro dijo de ella “ una gran mujer de extraordinario talento que honró nuestro grupo impresionista”

Su estilo y temática

Su técnica fue evolucionando a lo largo de su trayectoria artística.

Sus pinceladas eran cortas y rápidas que solía usar cuando pintaba en “plair air”.

Además del óleo, también realizó estudios de desnudos en pastel, carboncillo y grabado en punta seca.

Su temática favorita eran escenas de la vida cotidiana, las llamadas escenas costumbristas.

Sus protagonistas son mujeres y niños en un ambiente doméstico. Como el caso de Lluïsa Vidal.

Webgrafía:

obtenida de Wikipedia